Música y Oración

La música, como sabemos, ha sido siempre un elemento fundamental en la vida de los hombres. Es una expresión artística imprescindible. En la fe no puede estar ausente, y es en la sagrada liturgia donde se pone de manifiesto tal importancia, pues aquí nuestra vista está levantada a Dios al mismo tiempo que nuestras voces, las cuales son una preciosa oración melodiosa que asciende hasta Dios.

La música en la liturgia también es una alabanza para el Señor, pues, así como la Iglesia del cielo constituida por los ángeles y los santos alaba a su creador cantando, (Cfr. Ap. 4,8), así nosotros, en la Iglesia de la tierra, hacemos lo mismo sabiendo que es una ofrenda agradable a nuestro Dios.

Cuando el canto está presente en la vida celebrativa de la Iglesia, surge un componente de la liturgia: la solemnidad. La música es un rubro integral de una liturgia solemne y que ha tenido una tradición constante pues se remonta a la Sagrada Escritura, cuando el pueblo de Dios, a toda voz, cantaba y alababa a Dios con sus instrumentos por sus favores y proezas. Basta dar un vistazo a los salmos, los cuales son cantos compuestos bellísimos. Algunos se le atribuyen al rey David.

Asimismo, desde los albores de la Iglesia, la música fue adquiriendo una importancia especial. Aunque en un principio esta quizá fue un tanto primitiva, los cristianos de entonces ya tenían adherida a sí mismos la necesidad de usar sus cantos para acompañar la fracción del pan y dar alabanza a Dios, que les fue y nos ha sido revelado por Cristo. (Cfr. Sacrosantum Concilium, 112).

Cada país, cada tierra tiene sus modos de expresión cultural y artística, de modo que, cuando el cristianismo está presente en esas entidades, obviamente serán distintos los modos de manifestar la solemnidad en la vida litúrgica. Sin embargo, la Iglesia sabiendo que los hijos de Dios dispersos por todo el orbe manifiestan su gozo a través de expresiones propias de cada lugar, da paso a que se lleve a cabo la música de acuerdo a sus costumbres, siempre y cuando estén apegadas a lo que la misma Iglesia enseña para una digna alabanza a Dios. 

Es por eso que, en nuestras parroquias y comunidades, manifestamos nuestra alegría a Dios con diversos elementos polifónicos que enriquecen nuestra participación y vivencia profunda de cada celebración, especialmente de la misa. Los sonidos de un órgano, las cuerdas de una guitarra, de una mandolina, los sonoros panderos, los instrumentos de aire y percusión, permiten que nuestro gozo sea pleno y, junto con las voces, nuestro Señor reciba esa ofrenda hermosa. No obstante, la misma Iglesia nos recuerda que, el canto por excelencia y que tiene preferencia, es el gregoriano, pues su sinfonía y estilo propio, son inigualables y nos recuerdan a esos ángeles que cantan así en el cielo viendo siempre a Dios reinando. (Cfr. Sacrosantum Concilium, 116-118).

No debemos olvidar que, la música y el canto deben ceñirse también a las pautas que van marcando la Iglesia, madre y maestra, para que nuestras alabanzas sean dignas y correctas. Nuestros cantos deben estar inspirados por la misma palabra de Dios, por las verdades fe y los dogmas. Se requiere creatividad, por supuesto, pero tampoco debemos dejar a merced de nuestro ingenio aquello que presentaremos al Señor como música. Para ello, de nuevo la Iglesia, nos ofrece material (Gradual Romano), donde podemos confrontar lo que se nos propone para llevar a cabo nuestros cantos, sin dejar de lado aquello que sabios compositores de fe, inspirados por Dios, nos han heredado de acuerdo a nuestros alcances y que se han de ejecutar de acuerdo al tiempo que vamos viviendo a lo largo del año litúrgico.

Cada vez que participemos de la liturgia, recordemos que nuestras voces acompañadas por la música, suben hasta nuestro Señor que inclina el oído a su Iglesia. Recordemos también que, así como le cantamos aquí en esta vida, algún día lo haremos henchidos de fervor y gozo en el cielo, en compañía de los ángeles y santos, aclamando la grandeza de Dios y su santidad.

Sem. ROJAS GODÍNEZ, Alejandro
2° de Teología

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses