Warning: Creating default object from empty value in /home/customer/www/conciliar.mx/public_html/wp-content/themes/salient/nectar/redux-framework/ReduxCore/inc/class.redux_filesystem.php on line 29
LA MISA CRISMAL. UNA CELEBRACIÓN QUE MANIFIESTA NUESTRO SER IGLESIA. - El seminario
Echar las redes

LA MISA CRISMAL. UNA CELEBRACIÓN QUE MANIFIESTA NUESTRO SER IGLESIA.

By 30 marzo, 2017 No Comments

Durante la semana santa, principalmente el jueves santo por la mañana, los fieles y sacerdotes junto con el Obispo, reunidos en la Catedral, celebran la misa donde se bendicen los óleos que utilizarán para la celebración del Bautismo (óleo de los catecúmenos) y el óleo para ungir a los enfermos. Es una misa que resalta en primer lugar el sacerdocio ministerial, pues, los sacerdotes y diáconos celebran junto con su Obispo, y ahí renuevan las promesas sacerdotales hechas el día de su ordenación.

Pero también resalta la eclesialidad -ser Iglesia- por la bendición de los óleos y la consagración del óleo Santo Crisma. El santo Crisma es el óleo perfumado que utiliza el sacerdote para ungir en el bautismo, constituyendo al bautizado en miembro de Cristo Sacerdote, Profeta y Rey, de igual forma lo utiliza el Obispo, o quien esté delegado por él, para signar en el sacramento de la Confirmación. Asimismo se utiliza para la consagración de las manos en la ordenación sacerdotal, y para ungir la cabeza del sacerdote que será consagrado Obispo ¡He aquí el carácter eclesial de esta misa!.

Ahora bien, ¿Qué significan el óleo de los catecúmenos y el de los enfermos? Estos óleos sólo son bendecidos, durante la celebración. El óleo de los catecúmenos, refiere a la fuerza del que va a ser bautizado, en primer lugar para ser capaces de dar testimonio en todo lugar, por eso el obispo pronuncia la siguiente bendición: “Bendice este óleo y concede tu fortaleza a los catecúmenos que han de ser ungidos con él, para que al aumentar en ellos el  conocimiento de las realidades divinas y la valentía en el combate de la fe, vivan más hondamente el evangelio de Cristo, y emprendan animosos la tarea cristiana”.

El óleo de los enfermos nos recuerda lo que dice la carta de Santiago: «Si alguien está enfermo, que llame a los sacerdotes de la Iglesia, para que oren por él y lo unjan con el óleo» (St 5,14), con la finalidad de pedirle al Señor, les alivie en la enfermedad. El Obispo pronuncia la siguiente bendición: “Bendice este óleo para que cuantos sean ungidos con él sientan en cuerpo y alma tu divina protección y experimenten alivio en sus enfermedades y dolores”.

Por su parte el santo Crisma es consagrado tanto por el Obispo y los Presbíteros. Como ya lo mencioné anteriormente, el Crisma refiere a la unción que la Iglesia realiza y que sacramentalmente se encuentra reunida, recordándonos que como cristianos estamos llamados a transmitir la Palabra de Dios y a dar testimonio de Cristo en todo momento.

Aquí en la Arquidiócesis de México esta misa se celebra regularmente el jueves por la mañana, pero en algunas otras Diócesis por sus diversas realidades, se celebra los primeros días de la Semana Santa. Si tú quieres acompañar a nuestro pastor, el Cardenal Norberto Rivera, a todos los sacerdotes y a nuestro seminario te esperamos el jueves 13 de abril a las 8:45hrs en nuestra Catedral Metropolitana.

Salvador Romero Moreno
4° de Teología.