Warning: Creating default object from empty value in /home/customer/www/conciliar.mx/public_html/wp-content/themes/salient/nectar/redux-framework/ReduxCore/inc/class.redux_filesystem.php on line 29
Para servir solo hacen falta ganas - El seminario

Querido hermano lector, la labor de la Iglesia le compete a todos los bautizados, es decir que desde nuestras diferentes realidades tenemos la obligación de hablar de Cristo, pero no creas que de puerta en puerta tratando de convencer con biblia en mano, sino con nuestra actitud de cristianos.

Quiero invitarte en estas breves líneas a que te propongas hacer conciencia que en estos tiempos todos estamos llamados a ser parte de la solución y dejar nuestra critica común. Esto, a la larga se convierte en acciones que nos acercan  al fin último.. la santidad. Y es que esta no es otra cosa que el llamado universal a ser felices haciendo felices a los demás, no es romance lo que lees, sino la realidad de la Iglesia, tu Iglesia.

Se que al leer tu boletín mensual, estarás en tu oficina, en el colegio o en tu hogar, te quiero pedir que además de la oración que por supuesto es el elemento principal para ayudar a las vocaciones te animes a mirar tu realidad y ver que tú estás llamado a ser santo, quizá suene difícil pero todo lo es en este mundo.

Ser santo no es una tarea que se limite únicamente para hombres y mujeres que consagran su vida al servicio del Evangelio en la vida sacerdotal o religiosa, ser santo significa amar en la realidad que has elegido como respuesta a la vida. Hoy necesitamos santos que no usen sotana, necesitamos santos que usen el metro, que vayan a conciertos, que quieran ser la diferencia para un mundo azotado por la violencia y el descarte, que estén dispuestos a renunciar al hedonismo que ofrecen los placeres efímeros y quieran comprometerse consigo mismos, por ello, quiero que podamos reflexionar, como el mes pasado, sobre el sentido de la santidad en el aquí y ahora.

En el seminario oramos por ti, para que puedas descubrir la voluntad de Dios en tu vida y encuentres la forma de servir a tus hermanos, porque para servir solo hacen falta ganas…

Jorge Rueda Figueroa
3ro de Discipular (Filosofía).